Sobre nosotros >
Repertorio >
Bailarines >
Prensa >
Noticias >
Video >
Contacto >
La Rosa de la Alhambra >
.




Repertorio / Giselle

Música: Adolphe Adam
Coreografía: Jean Coralli y Jules Perrot
Libreto: Jules Henry Vernoy y Theóphile Gautier


PRIMER ACTO

Giselle es una joven e inocente campesina que está enamorada de Albrecht, un joven noble que se hace pasar por aldeano para conseguir el amor de Giselle. Por otro lado, Hilarión, el guarda cotos, también se encuentra enamorado de ella, pero ella lo rechaza y le confiesa su amor por Albrecht. Durante una fiesta de la aldea, Giselle baila a pesar de las recomendaciones de su madre, que teme por su delicada salud. Llega en ese momento un séquito del Duque de Courland con su hija Bathilde, quien le regala a Giselle un hermoso collar, con el cual ella es coronada por sus amigos como la reina de la aldea. Sin embargo, Hilarión, sediento de venganza, descubre la espada de Albrecht que éste había escondido entre la maleza y con ella el secreto del noble. Aprovechando la situación, el guarda cotos delata a Albrecht ante la nobleza y ante su amada Giselle, quien, en ese momento, descubre que Albrecht está comprometido con Bathilde. Debido a esto, Giselle pierde completamente la cordura. En su agonía busca alivio en una danza trágica, durante la cual intenta herirse con la espada de Albretcht, aunque no lo logra. Su corazón no puede resistir el dolor que la invade y cae muerta.

SEGUNDO ACTO

En un bosque se encuentra la tumba de Giselle. Ahora ella forma parte de las Willis, espíritus de las novias abandonadas por sus prometidos antes de casarse y que, bajo el mando de Myrtha, obligan a cualquier hombre que pase por ahí a bailar hasta su muerte. Hilarión visita la tumba de su amada y se encuentra repentinamente rodeado por las Willis, quienes, sin piedad, lo obligan a bailar hasta que fallece. Albretcht también visita la tumba de Giselle e implora perdón por el engaño. La doncella aparece conmovida ante su dolor y debido al amor que aún siente por él, lo perdona, pero la inflexible Reina de las Willis, Myrtha, ordena a Giselle a atraerlo a una danza que acabara con su vida. Giselle trata de salvar a Albretcht de las Willis, le indica que se abrace a la cruz de su tumba para destruir el sortilegio. El baile envuelve a los enamorados y el joven es arrastrado por la fatal locura de la danza de las Willis. Amanece. Las Willis desaparecen y Albrecht está salvado. Giselle retorna a su tumba, dejando a su amado solo y exhausto.

 

. .



Sobre nosotros
|
Repertorio
|
Bailarines
|
Prensa
|
Noticias
|
Video
|
Contacto
|
La Rosa de la Alhambra
Devoloped by  INTERMARKET